¿Quieres sentir la potencia al otro lado?

hay que utilizar los mejores equipos para tener éxito
  • Nada hay comparable a sentir la fuerza y el vigor de un gran túnido al otro lado de la línea. La picada brutal, o a veces sutil, a menudo demasiado sutil para lo que se avecina… La tensión  anuncia un gran combate, los músculos tensos, la piel erizada y los vellos como escarpias mientras nos preparamos para una lucha épica. La carrera febril del gran leviatán por ganar metros, por alejarse de lo que él intuye como extraño; algo le oprime sus ansias de nadar, de alejarse  de un incierto freno a su libertad que intuye nefasto. Ignorante de que su suerte, de todos modos, va a seguir siendo la vida, y cuidaremos que así sea.
Facebook Comments